Chalecos salvavidas

Chalecos salvavidas

Cuando hablamos o escuchamos, leemos sobre alguna emergencia en el mar, lo primero que viene a nuestra mente es el chaleco salvavidas, este elemento de contingencia ante desastres, hundimientos o incluso ante determinada amenaza o momento difícil en la navegación por los vientos o el oleaje está presente en nuestro subconsciente prácticamente como la primera medida de seguridad a tomar. Para los pasajeros en una embarcación, la cosa no es muy distinta, en realidad, el chaleco salvavidas será lo primero que todos querrán tener a la mano, por eso es indispensable contar con este elemento en nuestra embarcación, las normas lo exigen y las personas nos sentimos más seguros si hay buenos chalecos salvavidas a bordo.

Chalecos salvavidas

Chalecos salvavidas

¿Pero donde puedo adquirir buenos chalecos salvavidas?

El tema de la calidad es importante, por eso oonviene tener a la mano la dirección de una buena tienda náutica con artículos de primera para este y otro tipo de contingencias, es así como encontramos Garbinonautica, que cuenta con gran variedad de chalecos en distintos tamaños e incluso con variedad en la calidad y el diseño, que seguramente dejará satisfechos a nuestros lectores que estén interesados en navegar con la seguridad que brindan los chalecos. Visita https://garbinonautica.com/ y adquiere buenos chalecos a un inmejorable precio para tu travesía.

Adquirir el chaleco es solo una parte de la seguridad

Así es, como muchos elementos de seguridad, los chalecos salvavidas dependerán de la educación e información correcta de los tripulantes, pasajeros y del capitán del barco, para que puedan cumplir su función y evitar desastres lamentables.

Un elemento clave para garantizar el uso correcto de los chalecos en caso de emergencia es practicar con los mismos. Si usted tiene una embarcación propia y suele salir con la familia, poco tiempo les costará practicar hasta hacerse diestros en la colocación de los chalecos, ello facilita mucho su uso correcto ante un problema.

Hay que tener en cuenta que:

 – Existen muchos modelos distintos, no todos tienen el mismo sistema de colocación, los mismos seguros… por eso no hay que dar por sentado que colocarselo es algo sencillo como ponerse una camisa, solo la práctica garantiza el uso rápido y correcto al momento de la necesidad de hacerlo.

 – Estar conscientes de los peligros de la mala colocación. De ser el elemento que salve la vida de la persona, colocárselo de manera incorrecta puede llevar justo al otro extremo y terminar condenando al pasajero.

 – Es determinante que los chalecos estén en un lugar visible, fáciles de tomar por parte de los pasajeros en cualquier momento, no es un recurso que deba tener vidrios de seguridad ni nada por el estilo, no representan un riesgo por estar a la mano en un lugar visible, accesible y así deben estar.